Últimas palabras

Anoche me fumé un cigarrillo
junto a la ventana que te vio abrazarme
semidesnuda y derretida.

Mientras chupaba del fuego
(como cuando te daba la espalda)
quise tenerte aquí
para arroparte y metértelo
habiéndome percatado, finalmente
que todo esto no acabó tan mal.
Espero que más que a la muerte,
ya no le temas tanto al dolor…

Dejarás tus nuevas drogas
y jugarás a las parejas
pero crecerás y creceré, criatura.
Travesiea mucho, desgástate…
porque en los días en que te pienses hermosa
me buscarás
para cargar el revólver
con bala de plata.

3 pensamientos sobre “Últimas palabras”

  1. aquella sangrándome y este metiéndomelo, creo que deliro, son las balas de plata, son los tampones mal puestos, ay dios qué dolor y qué despecho y qué creído este sujeto poético, love a la pre-ley 54 y alamala productions. en mejor onda con el poema: a la cañona de los versos

  2. justo lo que iba yo a decir…

    sólo ahora entiendo que el título del poema es “ultima palabras” no que estas son las últimas palabras del autor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *