Tortuga tecnológica

–La ciencia no te podrá salvar del Horror.

–Pero sí podrá cancelar Todo-ese-Dolor que siento.

El laboratorio consistía de una pizarra con fórmulas matemáticas que describían la constitución química del Miedo, una mesa con tubos de ensayos y líquidos efervescentes de varios colores, y una máquina que parecía contener el cuerpo de una mujer desnuda. Desde una de las ventanas, el doctor miraba los monstruos marinos que saltaban desde las profundidades del mar y daban vueltas en el aire. La Pasión estaba inquieta. Casi sin inmutarse bajó la palanca que activaba la máquina. Pensó en reír con carcajadas malévolas pero pensó que el Lector se sentiría incómodo. De pronto los monstruos marinos empezaron a comerse los unos a los otros. Era una Guerra de todos contra todos. El Doctor pensó que la mujer le hablaba. Escuchó su voz como tantas otras noches. “La ciencia no te podrá salvar del Horror.” Los monstruos marinos lo asustaban. Sintió el miedo de inexistir, pero no el Todo-Dolor. Se acercó a Ella rediviva.

–El horror ya no te podrá salvar de mi ciencia.

–Pero si podrá cancelar Todo-ese-Amor que sientes.

Un pensamiento sobre “Tortuga tecnológica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *