subempleo

A Jasón y Gaby,
que no escriben poemas ni canciones
desde sus respectivos escritorios diminutos
en la oficina de telemarketing del Medicare

mis amigos son tan infelices
tienen los ojos negros
verdes
llenos de vacíos
trabajan pocas horas
menos de las que necesitan
más de las que les gustaría
porque han cultivado
el gusto a la vagancia
colgados en hamacas calurosas
hablando con lagartijos
jugando acertijos
con los palos de aguacate
vendiendo horas de ocio a satanás
a cambio de que nos les dé nunca catarro
ni les sigan picando los mosquitos

6 pensamientos sobre “subempleo”

  1. lo mejor es la foto. me complementa el poema y me da el toque de misterio ver dos personas jugar solitarias en este sitio de paredes descascaradas, pero lo mejor es el ángulo, los dos están en lo suyo, mirando pallá, lo cual me lleva a pensar quel que tenía la cámara (o la que la tenía) estaba escondido/a o simplemente no le gustaba el billar. Pero lo mejor todavía es que la foto en sí esta toda desenfocada, así que hay dos tipos desenfocados, los cuales pueden ser Gaby y Jasón (con acento en la o), o pueden ser cualquier otro, puede ser cualquier fantasma, puede ser cualquier infeliz que juega billar todas las noches. Pero más que eso, también el que tomó la foto no tiene muchas ganas de hacer nada, por el desgano cualitativo de su foto. Podría sacarle punta al hecho de que uno está vestido de rojo y el otro de azul y que la mesa sea verde, pero supongo que esas son casualidades insospechadas que trae el sacar una foto sin muchas ganas. También no quiero mencionar que las sillas plásticas son las mismas que hay en la márquesina de mi casa. Y quería decir “estoy orgulloso de que ninguno de los dos tiene una cerveza en la mano”, y aunque es verdad que ninguno la tiene, hay una medalla en la mesa al fondo, junto a lo que parece ser un cenicero enorme. Lo cual indicaría que estos dos estaban bebiendo y fumando el dinero que tienen. Pero, por otro lado, los dos se ven saludables, y al parecer el cenicero y la medalla los dejó alguien que no era ellos. ¿Quizá es del que tomó la foto? ¿Y su ebriedad lo ha llevado a sacar una foto desenfocada? Nunca lo sabremos. Es un caso para llevarlo a CSI (el de Las Vegas, los otros, ñeee, no tanto). El poster de la chica con el traje de baño de una pieza es ochentosísimo, deberían cambiarlo, deberían cambiarlo porque es claro que por la ropa que llevan los dos chicos, estamos más o menos en los dosmil. No logro precisar de qué son los otros posters, así que no diré nada de ellos, ni diré tampoco que aparentemente yo he andado por ese lugar al menos una vez en mi vida. ¿Quiere decir esto que yo también ando vendiendo horas a satanás? Si es así el muy muy (por no ser soez) no está cumpliendo con su lado del trato porque en este cuarto hay una de mosquitos… sin mencionar las sinusitis que me dan por lo menos dos veces al año. Lástima que no tenga una hamaca, though. All in all, la foto me encanta, pero si no tuviese el poema seguro que ni la hubiese mirado dos veces; lo mismo me sucede con el poema, aunque creo que el poema funciona sólo, pero la foto lo completa. Es una relación simbiótica, un ecosistema en pantalla…. Ay ya. Me voy. Tenía que desahogar una necesidad de mover las teclas sobre el teclado con la velocidad del tiempo. Gracias a Nicole que lo logró con su thought-provoking poem, o por su desenfocada foto que me dio curiosidad por mirar y por desglozar en un anal-isis foto-gráf-ico. Ok, ya se me están saliendo las incoherencias. Me voy. Bytheway, me gustó mucho el poema, y no es sarcasmo (lo repito por siaca).

    Joel

  2. ps. “soy un abanico”.

    ps2. Es bueno encontrar que todavía postean… solo han habido 2 post en ¿cuántos días? ¿13? oops, son 14 porque ya van a pasar las doce.

  3. la foto es mía, los sujetos no son ni jasón mi gaby. uno es un desconocido x y el otro es un panita. era tarde, me quería ir pa casa pero me gustaba la luz del local destartalado. me encanta tu análisis de los colores, no lo había pensado. a mí me gusta que de la lámpara despintada solo se lee claro el “light”.

    verdad que desesperan los 13 días? yo me aburro tanto que voy a tener que volver a leer libros.

  4. ¡Volverás a leer libros! ¡noooo! Sacrílega. No te diré entonces que ando leyendo uno de Stephen King.

    Por otra parte. Para cuando me acordé de comentar algo sobre la lámpara y la luz del lugar, ya la gasolina se me había acabao, (además del self-awareness que me dio), así que pues no dije nada de la lámpara, pero es verdad la iluminación del lugar es como de crypta, como si viniese de fogatas de halógeno… Y eso sí es curioso. Lo que sentiende más es el “light”, como si uno no supiera que es una “light”, o como si tuviese problemas de identidad y quisiera reafirmar su “lightismo”, el único error que comete la luz es que pues escoje un letrero de cerveza para reafirmarse, lo cuál la termina tildando de parajera, chapusera, conformista, y al final de todo, borrachona… y como resultado encontramos una luz lúgubre, tenue, plana, pero que a la misma vez hace sombras duras (todo como parte de que la luz sabe su identidad), y de ahí también que la luz paresca medio borracha y que hasta se vibre en los contornos de la pared. Hasta puedes escuchar el zumbar de la lámpara. Hasta la puedes sentir gravitar con una fuerza invisible a todo tu alrededor.

    Oye, y qué me dices del posicionamiento astral de las bolas de billar? Hmm, seguro que están formando una osa mayor o un cinturón de orión por algúna parte, pero claro el ángulo solamente deja ver un reguerete regao de esferas. Aunque tengo una favorita, mi favorita es la roja que está en primer plano (“close up” o “foregroung” para los language-challenged como yo, que no junté una palabra con la otra hasta hace poco), pues mi favorita es la roja en el primer plano, solo por el rojo brillante y por la degradación de luz y sombra. En realidad no hay tanta degradación, pero por alguna razón me recuerda el planeta Tierra visto desde la luna, cuando la línea del atardece (o del amanecer todo depende a qué hora hallas salido para la Luna), va viajando por la superficie del planeta y lo pica por la mita con esa sombra tan inhóspita y tan solitaria. La verdad es que esa bola roja se ve bien antisocial, o algo así como Paris Hilton, “i’m beautiful, go away”. Random thoughts.

    Para finalizar: Pues no estaba mi análisis tan far off como podría cualquiera imaginar. Porque si te querías ir, entonces explica el antifoco, desfoco, infoco. Así que estabas desganada, o no desganada sino cansada y te querías largar. Punto pa mi… Pregunta: ¿se llama Jasón con acento en la o? De verdad que me intriga. De pronto lo leo en español “ja-SON”, en vez “YEI-sen”.

    Qué viaje. Es la foto. No soy yo.

  5. jasón en español, con acento en la o. tarda uno en acostumbrarse, después te das cuenta de que es una maravilla el acento. no conozco a nadie más con ese nombre.

    miraste la foto por mucho rato, gracias :) si quieres ver otras parecidas ve a mi flickr, lo accesas desde mi rabietario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *