9 pensamientos sobre “Revés”

  1. Esto me recordó al haiku de Ezra Pound, “In a Station of the Metro”:

    “The apparition of these faces in the crowd;
    Petals on a wet, black bough.”

    En realidad no tiene nada que ver, pero defiendo el proceso de pensamiento que me llevó a asociarlos.

  2. ay Dios.

    ¿por qué me ponen a imaginarme cosas así?
    primero: el huevo de doble yema, lo cuál nunca he visto, pero creo posible.
    segundo: ¿al revés?

    ¿Que qué?

    Al revés el huevo o al revés el símil. todas las imagenes mentales que eso recrea en mi cerebro. es una melcocha horripilante, sin mencionar el bus (me encanta la palabra bus, pero uy).(hablando de melcocha, hoy aprendí que en inglés es “taffy”).

    anyway, estoy de verdad en shock.

    no podré dormir.

  3. Al revés el bus. Los pasajeros iban colgando. Yo aproveché y cojí las monedas que se les caían delos bolsillos.

  4. Me gusta…(bueno no suelo comenzar con este tipo de observaciones pero…) Hace tiempo que no leía un cuentillo tan corto y tan…no se si “shocking” es la palabra o “disturbing” o quizás “bizarro”.Espero que halla podido comprarse al menos un zumo con las monedas de los pasajeros…:) Welcome back!

    PS: Joel me encantan tus ataques de pseudo histeria…

  5. pillo. robándo monedas. aprovechando la tragedia de otros, ¡¿ah?!

    Bien hecho.

    aunque, más bien lo que me imaginé al revéz fue la acción del huevo, que lo ví con las dos yemas afuera y la cáscara adentro como una paleta con chicle adentro, lo de afuera era jugosito.

    Me alaga que te encanten, Emilú, lo que sucede es que mi imaginación es muy literal. Y si hay metáforas raras como un huevo al revés, pues… it just disrupts every sense of reality.

    ya me voy a callar.

  6. de eso se trata de hablar, de dar histeria, de ser esquizo…al final todo desemboca en algo que conocemos bien: POESIA

    del montarse en un huevo con doble yema al revés hay un paso a la claustrofobia, a pasar horas muertas mirando el techo, al sudor pegajoso del otro, a la extranjereidad total…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *