Razones para seguir fumando

Este artículo es solamente para fumadores. Si no fumas, deja de leer. Pero te advierto que es necesario leerlo con un cigarrillo en la mano. Préndelo. Si estás en un lugar abierto, métete en uno cerrado. Si puedes cerrar las ventanas, mejor. Viola la ley, ¡qué importa! Inhala. Siente el humo. Aguántalo dentro. Mientras más resistas, mejor. Es necesario poblar de brea, lo más rápido posible, los pulmones. ¿No sientes el cianuro? Sí, brea, negra, como la de la calle, ¡qué rico! Tenemos derecho a matarnos lentamente. ¿A quién le importa? Ahora exhala. Date otro pase de humo, avanza, es necesario que te sientas un poco mareado.No puedes hacer trampa, debes acabarlo lo antes posible para que prendas otro. Si tienes hijos, mételos contigo en ese espacio cerrado. Es bueno que aprendan desde chiquitos. Pero no les des un cigarrillo nuevo, dales a probar del tuyo. Que se consigan su propio dinero para cigarrillos, tú necesitas el dinero para comprar los tuyos. Si pudieses conseguir una mujer embarazada para echarle el humo en la cara, eso sí sería estupendo. ¡Que se acostumbre esa criatura al placer de fumar! Si el bebé nace prematuro, y enfermo, mejor; el gobierno le proporcionará más dinero, y así tendrá lo necesario para seguir tus pasos. Eso es ser un modelo.

Si comienzas a sentir taquicardia, mejor. Eso quiere decir que está funcionando. No vayas al médico. Dinero pagado, es dinero que no tendrás disponible para la cajetilla. El médico es rico, tú no. Así que te fumas otro. Ese dolorcito de pecho, con un eructo se te quita.

Sigue fumando. Tú tienes derecho. No hagas caso a quienes dicen que te vas a morir. Todos nos vamos a morir algún día. El mundo está sobre poblado. Es necesario ayudar a bajar el número de la humanidad, y ésa es tu razón de ser en la vida: fumar para eliminar personas. Eres un ángel de Dios, el segundo jinete del Apocalipsis. Ese acto desinteresado de aniquilar la humanidad es un don divino.

Cada vez que compras una cajetilla de cigarrillos, contribuyes con los dueños de las grandes tabacaleras. Ellos tienen que mantener sus estilos de vida. ¿Quién eres tú para atentar contra sus intereses? Acaba de una vez con ese cigarrillo que tienes en la boca, ¿no ves que es hora de fumar te otro?

La vida es corta, aprovecha. Si te sientes un poco asfixiado, es tiempo de meterte otro en la boca. No te tardes; somos muchos los que te esperamos en el cementerio. Aprovecha para despedirte de los tuyos y asegurarte de que sigan tus pasos, para que disfrutemos todos en familia. Mientras más fumadores haya, mejor.

2 pensamientos sobre “Razones para seguir fumando”

  1. We no mms .. tu escrito empezó bien! pero después te la prolongastee.. eres muy emo e inconcientee! en verdad no sé qué le espera a tu familia con una persona tan inmoral e irresponsable como tu! CAMBIA WE

  2. Iba a escribir un gran texto en crítica, pero sólo diré una cosa: Gracias por criticar al cigarro y al “ser fumador”. La gente es tan insensible, muere gente de cáncer cada día, a causa del tabaco.
    Gracias una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *