Quark

Considérese el quark: su existencia
la postulan científicos cautivados
por una ninguna parte que está ahí;
una partícula que no comparte
las propiedades de la materia:
presente, pero no del todo:
una entidad espectral.

Cirilo de Tesalónica ensayó este silogismo:
Dios se retiró y así dejó espacio
para el universo en expansión. La ausencia
fue su regalo, obsequio que hace de su presencia
este oxímoron digno de contemplación:
el Cero como médula de toda invención.

 

Traducción de Néstor E. Rodríguez

Un pensamiento sobre “Quark”

  1. Pingback: Derivas » ÍNDICE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *