Porque negro es tu color, belleza, yo te buá besá

llegas y sabes que estás a punto de irte
y que nunca te moverás de lugar.
Mayra Santos Febres, Boat People

Una hace suya la barra por distintas razones, pero hoy por la tranquilidad. Por la musiquita suave y las luces tenues, por los roces de los nenes con los nenes poco a poquito en el merengazo, en la bachatita bien afincá. Y se bebe otra Corona con limón para que no le cuenten a una cómo es que la cerveza seda las preocupaciones del domingo de limpieza y fidelidad conyugal. Otra más, y ya una que se inclina a colocarse entre dos de los machitos, en plena pista de baile y frente a los espejos que rodean todo el lugar.

Si uno es uno en vez de una en Junior’s Bar, y tiene suerte, ya uno está acomodado entre el machazo moreno de ojos grandes y el flaco blanquito con swing imperial. Espera a que se le hinche y baila. Si uno quiere, porque –si no– está el carro parquedo allá afuera y se puede usar para buscar cueva safe en onda de refugio del desquite después de conectar.

Libre y dispuesto para un agarre de bícep de negro sudado de noche y un lenguetazo en esas bembas violeta tirando por dentro a colorás.

7 pensamientos sobre “Porque negro es tu color, belleza, yo te buá besá”

  1. toy harta de esas formas de escribir que sugieren que “nojotro loj negroj no jabemo hablá”… asi que mira tu relato y re lee…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *