Mayra y Lucián enfrentan a La Mujer Que Mira

Hoy, Mayra camina por la calle Loíza a las 9:30 de la mañana. Frente a ella, empuja su carga sin peso. Su carga viva. La exhibe con la frente elevada, con el busto en el cielo. La acera le pertenece; la posee, parsimoniosa, como si nada la esperara. Una mujer espera la guagua, recostada de la pared. La mujer ve venir a Mayra; la mira muy fijo. Mayra no repara en ella; mira al sol, mira a Marte, mira más allá de la galaxia. La mujer la ve a la cara cuando Mayra le pasa por el frente. Su cabeza se va volteando en la dirección que toma Mayra, y su vista baja. Le mira las caderas, le mira las nalgas abundantes que se mueven al ritmo de su ritmo, que no tienen vergüenza y se ensanchan con cada paso. Su boca adquiere un rictus medicinal. Deja de mirarla. Se persigna invisiblemente, mientras se plancha con las manos el frente de su falda larga de mahón.

14 pensamientos sobre “Mayra y Lucián enfrentan a La Mujer Que Mira”

  1. los 15,000 lectores de Derivas se preguntaran, quién es Lucián. Aquí en familia se entiende el contexto, vemos la cara, la carga viva y hasta Marte en los ojos de Mayra vemos, pero el título está confuso porque no mencionas el nombre del bebé en el cuento. ok,lectores de isabel, lucián es el bebé de mayra.

  2. Tembleque, eso es lo que tiene Mayra en las nalgas, Tembleque de chocolate…las pentecostales no se persignan eso es del diablo.

  3. Cierto, la cruz y las imágenes… ay, es que me imaginé la falda mahón y se vio bien pentecostal; vi los tenis y todo. Lucián también se proyecta como futuro temblequito…

  4. Por no escribir jajajajaja escribire: por no escribir jajajajaja escribire: por no escribir jajajajaja escribire: por no escribir jajajajaja escribire…

    Perdon. Esto suena tan impropio y despectivo. Pero de pronto me dio con ser impropio, resulta que tambien es despectivo. Pero al final de todo lo que quiero decir es que no queria escribir jajjaja porque ya lo habian echo. Pero eso de literaturizarle las nalgas esta chevere. mejor palabra no hay. asi que por no escribir jajajajaja escribire: Perdon. Esto suena tan impropio… (ay ya saben, disculpen el viaje pstmdrn)

  5. osea que la de la falda mahón ¿sí era pentecostal? está bien, buen recurso literario el persigne pero, no sé, a mi como que me gustaba más la idea de que la de la falda era la misma Mayra de los años de espejuelos y alizados !o mejor aun! un travesti pentecostal que envidia las caderas de Mayra. eso.

  6. je je je je je je je je je lo escribí una vez y lo escribo de nuevo, ay perdonen. es que a veces me dan ganas de reirme de lo posmo.

  7. “osea que la de la falda mahón ¿sí era pentecostal? está bien, buen recurso literario el persigne pero, no sé, a mi como que me gustaba más la idea de que la de la falda era la misma Mayra de los años de espejuelos y alizados !o mejor aun! un travesti pentecostal que envidia las caderas de Mayra. eso.”

    —Extreme.
    Cada vez compruebo cuán mierda de lector soy. Me encantan esas lecturas.

    “je je je je je je je je je lo escribí una vez y lo escribo de nuevo, ay perdonen. es que a veces me dan ganas de reirme de lo posmo.”

    —coquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *