La perfección

Hay un hombre que vive en un laboratorio
(como todo el mundo);
las paredes son blancas y él, matemática.
Colapsa e implota números, obtiene resultados.

La perfección es cuestión de exactitud.

Anota en calendarios para recordar fechas,
mide y tabula para entretenerse
y mantener la mente ágil.
Sabe que tan pronto cometa un error
se podrá ir.

2 pensamientos sobre “La perfección”

  1. la inevitabilidad de ser perfecto, que idea tan terrible pero tan brillante. me hace pensar en porque no comete un error a propósito…

  2. No sé qué decir. Me acabo de dar cuenta de algo, no me preguntes qué, quizás lo sepas.

    La perfección es incidental a la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *