hoy se llevaron los andamios

hoy noté que se llevaron los andamios que estaban en la acera de la farmacia de enfrente. durante cuatro meses vimos cómo crecía de los altos de la farmacia una estructura espantosa, sin ventanas, que doce tipos armaron como si estuviera hecha de bloquecitos de plástico. también noté que el local de al lado está vacío y hay un rótulo que dice ‘for rent’. después hablamos del susto que provoca la velocidad despampanante con que la geografía urbana va mutando. las miradas de reconocimiento se dispersan por los cambios antes de poder sellarlos en la memoria. no existen referentes confiables. todos los días hay vecinos nuevos y mudanzas. aquí se pierde cualquiera. es más, perderse tendría que ser parte de todos los itinerarios.

11 pensamientos sobre “hoy se llevaron los andamios”

  1. perdona que te pregunte, pero… donde es la farmacia de en frente?!?!?! chica, si te vas a poner en las de describirme la ciudad, tu pedacito de ciudad, dime que pedacito de ciudad es, que pedacito de mi ciudad, porque es mia tambien… nada, una tonteria mia…

  2. ja… farmacia duane reade, intersección de graham ave., flushing ave. y broadway ave. en brooklyn, ny. me pareció inconsecuente, si es lo mismo en todos lados.

  3. …Y almacenaran mercaderías al sesenta por ciento de ganancia. Mismas que, de hecho, pagaremos contentos al pensar que son la oferta más brutal desde el viernes negro. Tal vez almacenan allí, libre de miradas indiscretas, el dolor de chola y la aspirina; enfermedad y cura que sigan ayudando a ganarse el “bille” que no se pudo ganar el fabricante de ventanas.

    Ni modo, sigue evolucionando la selva de cemento y sólo podemos disimularla un poco con tiestos y plantas de “Home Depot”. En Puerto Rico nos quejamos de la “pelaera” de terrenos y árboles, pero seguimos buscando cotizaciones para vivir en urbanizaciones que tengan nombres lindos y bastante hormigón. ¿Qué se le va hacer? Ser ermitaño pasó de moda…

  4. wow. Lo mejor es cuando te vas y regresas y nada de lo que había es igual. Dije lo mejor, pero también puede ser lo peor, depende de quién eres, cómo eres y el mood en que estás al regresar.

    [El] “susto que provoca la velocidad despampanante con que la geografía urbana va mutando”

    No chica, no tan solo eso, sino también el susto que provoca la velocidad con la que uno mismo va cambiando. Y no ver los andamios luego de cuatro meses, y no ver cómo los quitaron, es la única forma de darnos cuenta…

  5. De verdad que habemos muchos jóvenes depresivos y rehacios al cambio… Yo soy la niña símbolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *