Esmeralda Boricua

La escritora puertorriqueña Esmeralda Santiago se encuentra en la Isla con motivo de presentar su novela más reciente, El amante turco. En esta nueva entrega conocemos a una Esmeralda más madura, más pasional y más reflexiva. Nos narra como conoce a Ulvi Dogan, “su amante turco”, un cineasta 17 años mayor que ella quien la hace victima de varios métodos de cautiverio emocional. Para ese entonces contaba con apenas 21 años.

La dependencia Ulvi-Chiquita (apodo que él le tenía a Esmeralda) se mueve en un círculo vicioso de altas y bajas que se extiende por unos tortuosos siete años. El libro fue presentado en inglés el pasado año. Como dato curioso, Esmeralda esperaba en aquel entonces que en cada presentación de su gira apareciera Ulvi a reclamarle la puesta en papel y letras de lo que constituyó su vida juntos.

En esta ocasión, de la mano de su inseparable traductora Niña Torres, la presentación del libro se hace en español, y aunque ya Esmeralda no tiene contacto con “el turco” ha sabido que él vive en Estambul y que se encuentra muy enfermo.

Para ver a Esmeralda Santiago durante su gira, puede visitar las siguientes localidades:

• martes 11, a las 3:00 p.m. Librería La Tertulia, Río Piedras — Conversatorio con estudiantes de Literatura Comparada, Estudios Hispánicos e Historia de la UPR en Río Piedras. Moderadoras: Rosa Guzmán y Maritza Stanchich.

• martes 11, a las 6:00 p.m. Castle Books, San Patricio Mall — Firma de libros.

• miércoles 12 y jueves 13, a las 7:00 p.m. — Visita a Borders de Plaza Las Américas y Plaza Escorial, respectivamente.

• jueves 13, a las 11:00 a.m. Sala de Facultad, Universidad Sagrado Corazón — Visita a estudiantes de Creación Literaria y de Humanidades.

• viernes 14, a las 6:00 p.m. — Visita a Borders de Mayagüez Mall.

5 pensamientos sobre “Esmeralda Boricua”

  1. !!!!Sí, sí, coño, ya entendimos que es puertorriqueña!!!!

    Lo que todavía no tenemos claro es con qué mano agarra a su inseparable traductora, adá, por supuesto también puertorriqueña.

    Arrodillaos, llegó la reina.

  2. Me encantó su conversación super banal en La Tertulia sobre la actriz que tendría a su cargo el papel principal en la película de uno de sus libros (creo que “Cuando era puertorriqueña”). Sobretodo la parte en que ella le pregunta a la actriz que de donde es, porque su acento es extrano. y la actriz le dice que es puertorriqueña. Pero esmeralda indagó más y supo que era hija de una españla y un filipino, jojojojojo (risas académicas, todos aplauden). Yo me fui, porque me sentí como si estuviera en la presentación de un libro titulado “Cuando era estúpida, banal y puertorriqueña”.

  3. Pues dejando a un lado la amargura, a mí me hace mucha illusion ver a escritores como Esmeralda llegar a tanto público. Como que pienso que algún día puede ser uno de ustedes. Imagínense, un David Caleb o un Manuel Clavel con tremenda y larga fila firmando libros.

  4. vamos aver, vamos aver, Yola querida, no es que a mí no me guste le fila de firmar libros, todo lo contrario, me encanta, aunque no me da ninguna ilusión, yo leo los libros de Esmeralda pero no le rindo culto, como a ningún otro, hace tiempo deserté de los cursillos de cristiandá y no recuerdo que fue lo que más detesté de la experiencia como monaguillo, ah, sí, ya me acordé, la parte en la que el monaguillo ayuda al cura a exponer al Santísimo. Mucho ruido para pocas nueces publicitarias, ese es el problema, no la literatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *