En fila

¿Lo viste? ¡Qué guapo, qué canto de hombre! Fuerte, espalda ancha, recorte al ras. Me gusta cómo camina, parece que está bailando solo. Levanta la pierna en cada paso como si estuviera bajando del jodío Olimpo. Te juro, coño, que si no fuera mi primo me lo tiraba. Me lo tiraba hoy y mañana, y el domingo, y el lunes, y el martes… Es que, yo no sé lo que le dan de comer a los hombres en el army, ¿hierro? Porque él cuando se fue no tenía ese cuerpo, ni se estaba tan quieto, ni hablaba inglés. De verdad, lo mejor que hizo; para que estuviera en el Amigo empacando bolsas, o en el McDonald´s friendo papitas, digo, yo trabajo en Wendy´s pero yo estudio con beca, el gobierno me paga los estudios porque tú sabes que si fuera por papi…

Conversación gratis, de celular a celular, en la fila del Westernbank.
(Fragmento)

2 pensamientos sobre “En fila”

  1. Ayyyyyy, como odio esa gente que te hace partícipe de sus conversaciones tan ajenas en lugares tan públicos y concurridos. Guacatela!

  2. Sí, la verdad conté esto porque (para uno de mis múltiples yo´s)se entrelaza muy cómicamente con lo que hace unos días escribió Axel de INVERTIR y con lo que contó la compañera Mara Pastor del púber con lanita de bigotes que se encotró en la guagua. El puertorriqueño está pasao´quiere IºNºVºEºRºTºIºRº lo que le dan de “gratis” y a la misma vez tener fantasías incestuosas. Somos la hostia. Somos el siguiente paso en la evolución Sapiens-Sapiens. A la mierda los índigo o los suizos. A la mierda Freud, Wilson y Darwin. Pónganos en la mano un celular con llamadas recibidas gratis y somos el centro mulato del universo, coño, aleluya y pa´encima

    uf…
    gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *