El sobuei

Contexto: un tranvía

–el otro lado de la estática–

–un eterno decir en ademanes–

El tránsito:
Escalas repetidas
y el coro imprevisto de chirridos
curveando mis tímpanos,
anotando en vaivén
todos los deseos que se repulsan
en la boca del estómago

Eso y la maqueta de una ciudad-caos

La maqueta del derrumbe,
la certera grieta

Un tránsito que me tongonea

Aprehende el frío de mi cuerpo,
le asemeja

Distiende el sucio de mis zapatos
para rechazar calles (in) pulcras
que se surgen
de la maqueta estática

mientras en movimiento…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *