Deus ex machina

Deseché la voz escuálida del poeta. Esos vocablos de alquimia que se acumulan como cerilla en los oídos. Esa cerilla será sin culpa exfoliada de las esquinas auriculares para convertirse en alimento enlatado. Se distribuirá gratuitamente vía correo para que la prueben todos con igual apetencia. Las instrucciones leerán lo siguiente: favor de comer lentamente con cuchara, y esperar, con mucha paciencia, la digestión del verso en sus vísceras. Mientras tanto los poetas, ya sin oficio, obrarán en las fábricas de enlatados para velar la precisa cohesión de la cerilla. Será su responsabilidad innata desmentir el poder de la palabra para endulzar el alimento empelotado. La fábrica asumirá su rol tiránico para asegurar la caída de los vocablos, y cocerán las bocas de sus empleados; constancia de velar por su adquirido poder de retórica. Excavarán los románticos para encontrar algún remanente de voz poética. Revisarán las esquinas auriculares con detenido manierismo, pero el vacío de los conductos audibles anunciará la sentencia de una lengua muerta. Neurotransmisores al otro lado de la lengua… Versos enlatados y neurotransmisores para asegurarnos un asesinato limpio y callado… con las bocas cosidas y esa otra historia del futuro profesando neuronas autosuficientes. Quedarán las mentes, en su raciocinio, en espera de extirpe maquinario…

9 pensamientos sobre “Deus ex machina”

  1. Karina, te leo y estaremos en contacto, cerré el blog, buscaré sitios nuevos por donde expandirme, pero no dejaré de leerte.. besos
    inninn

  2. Y en espera del barco pirata en Hamlet, y del buque en Lord of the Flies. Gracias por recordarme lo que es Deus Ex Machina y a Poe. Abrazo.

  3. pues a mi me hizo racordar al Mago de Oz…y acerca de eso de cocer,
    !que mucho hilo necesitarían!

  4. yolanda y karina: yo todavia no entiendo que tiene que ver el deus ex machina con este texto. aclarenmelo, por favor, amadas mias, porque me quede bruto buscando donde esta la intervencion divina sacada de la manga que se usaba en el teatro grecorromano. somebody help me please.

  5. david: te voy a dar una definición de Wikipedia, no se si ayude de algo: “Deus ex machina (god from the machine) is a Latin phrase that refers to an unexpected, artificial, or improbable character, device, or event introduced suddenly in a work of fiction or drama to resolve a situation or untangle a plot. The phrase has been extended to refer to any resolution to a story which does not pay due regard to the story’s internal logic and is so unlikely it challenges suspension of disbelief; allowing the author to conclude the story with an unlikely, but more palatable ending” en.wikipedia.org. Empata lo que tengas que empatar, o no empates ná…este texto es ahora tuyo, haz de él lo que quieras…

  6. Precioso y admirado David:

    Te añado el URL de Jorgito, que reciente y casualmente ha escrito en sincronía con la Karina, http://www.letralia.com/139/editorial.htm .

    Dice Jorgito: “Es frecuente que los escritores más jóvenes, o aquellos no tan jóvenes pero que carecen de una sólida formación, clamen por mayores oportunidades para dar a conocer su trabajo, como si fuera posible atraer para sí la intervención de un dios surgido de la nada. Y si bien el éxito repentino de alguna firma ayer desconocida hace pensar que se está ante un caso de deus ex machina, la cantidad de casos como estos siempre será proporcionalmente muy inferior a la de quienes aprenden, a tiempo, que la construcción del éxito es una actividad laboriosa que debe acometerse con perseverancia y, sobre todo, paciencia. La literatura es, para quien la abraza, un arte barato. Cualquiera con un lápiz y una superficie donde escribir ya es capaz de hacer literatura. Tal economía de recursos es determinante para que tanta gente escriba y, en consecuencia, tan pocos escritores alcancen el éxito. Con tanta demanda, el éxito se convierte en un mercado muy costoso. Escribir es fácil; lo difícil es escribir con maestría.”

    La amiga Karina aboga por “la digestión del verso en sus vísceras”, un acto parecido a la invitación del propio Jorge a escribir con maestría, un convite al verdadero oficio, a la “construcción del éxito como actividad laboriosa que debe acometerse con perseverancia”. Convidemos a decirle que no al arte improvisado, que no es lo mismo que decirle que sí a la improvisación en el arte.

    Hay que dejar a “las mentes, en su raciocinio, en espera de extirpe maquinario…”, en espera de hacerle la guerra a “la intervencion divina sacada de la manga”. El escritor, el cuentista, el poeta de vena en papel se ha sentado de espaldas a la pared que lee Deus ex machina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *