Creo en la Biblia

Hay veces que me preguntan si creo en la Biblia. Mi respuesta es siempre la misma: “Claro. La he visto donde quiera, no puedo negar su existencia”. Por supuesto, sé que se refieren a que si creo lo que está escrito en ella. Los que me conocen deben saber mi respuesta, pero para los que no: sólo algunas de sus enseñanzas. Es un libro repleto de contradicciones, inverosimilitudes y personajes planos.

De ahí parte mi decisión de no pertenecer a ninguna religión. Creo en Dios, o en un ser supremo, o por lo menos alguien que tiene un plan… algo así. No sé qué en realidad. Lo que no creo es que este ser supremo esté pendiente a cada movimiento, pensamiento o deseo de cada persona en el mundo.

También tengo problemas con los requerimientos para ir al cielo. Hay que creer en Él. Pero, ¿qué pasa si vives en un lugar donde el cristianismo no ha llegado? Esta pregunta me trajo problemas cuando niño, ya que la mayoría de las escuelas a las que asistí eran de alguna denominación religiosa. Cuestionar no es parte de la doctrina, supongo. Me decían que era un dios justo, pero no me parecía así.

Otras preguntas que me trajeron problemas:

Si beber es malo, ¿por qué Jesús convirtió agua en vino? Me decían que era un vino especial, que no embriagaba. En una fiesta. Y el vino acabarse fue una crisis para la celebración. Ajá.

¿Qué clase de padre era Abraham, si pensaba matar al hijo? Seguía lo que Dios le decía. Esquizofrenia clásica, ¿no creen? (No soy siquiatra… puedo estar equivocado).

¿Por qué Dios mató a todos los primogénitos en Egipto (tenga en cuenta que donde único se menciona esto es en la Biblia… nunca han podido encontrar ninguna prueba arquelógica en otro lugar) para después escribir un mandamiento de no matar? No recuerdo qué me respondieron para esa.

Ninguna respuesta tiene sentido. No podían convencerme a los ocho años y no lo harán ahora. Desde entonces decidí sacar algunas enseñanzas que me parecieron buenas (amor al prójimo, no matar, no robar, etc.) y descartar el resto. Pero son creencias mías. Las menciono, pero no las predico. Llegue a sus propias conclusiones.

El lunes, un religioso norteamericano, Pat Robertson, dijo, en pocas palabras, que sería buena idea asesinar a Hugo Chávez. Me pregunto cómo uno puede predicar la supuesta palabra de Dios y de Jesucristo y hacer una declaración como ésta. Hoy dice que fue malinterpretado, que sus palabras fueron sacadas de contexto. De un reportaje en Yahoo, a través de Reuters: “Robertson, the founder of the Christian Coalition and a presidential candidate in 1988, said on Monday of Chavez, one of Bush’s most vocal critics: ‘If he thinks we’re trying to assassinate him, I think that we really ought to go ahead and do it’.” Si mal no recuerdo, creo que unos de los mandamientos tiene que ver con no mentir.

No hay que irse muy lejos para ver este tipo de comportamiento. ¿Cuántos religiosos puertorriqueños no insisten en decidir por nosotros qué vemos, leemos, escuchamos o por quién votamos? ¿Voz de Dios o capricho de “humano”? ¿Cuántos no juzgan a una persona por lo que hace en su propio tiempo, sin causar daños o intervenir con otra persona, simplemente por sus creencias? Porque cuando yo digo que no me suscribo a ninguna religión, me miran como si fuese el mismo diablo. Sé que se me ha juzgado de manera inmediata sin ninguna otra información excepto esa.

Sin embargo, alguien que use su carisma para quitarle el dinero a la gente para su lucro personal con miedo a lo que pueda o no haber en el más allá, es vista de buena manera. Es religioso, por tanto, es bueno.

Me preocupa que nos convirtamos en una sociedad de fanáticos, sin ninguna inclinación a cuestionar nada. Es nuestro deber cuestionar hasta nuestras propias creencias.

Cada día nos inundan con más instrucciones de cómo pensar. Nos toca analizar y llegar a nuestras propias conclusiones. Es un poco más difícil que simplemente aceptar lo que se nos dice, pero da más satisfacción.

Así que, creo en la Biblia, pero no acepto lo que no tiene sentido. Ni en ella ni en ningún lugar.

7 pensamientos sobre “Creo en la Biblia”

  1. ¡Ay, José, te has vuelto esotérico en los temas a tratar! Muy interesante lo propuesto, por cierto. Siempre he creído que tanto las iglesias como sus líderes tienen toda la culpa de que estemos confundidos, y de que no sepamos la verdad sobre el asunto espiritual. Confunden las masas. Me parece, muy tristemente, que es el cuento de nunca acabar.

    Hay otra duda que me abruma y es con respecto a Sansón. La historia bíblica indica que Sansón se apoyó en las dos columnas que sostenían el lugar en donde se hallaba y “se inclinó con poder”, un poder que venía de lo divino. Derribó la casa y causó su propia muerte y la de los filisteos que se encontraban allí, y dicho sea de paso, esa cantidad superaba el número de los que había matado en toda su vida.

    ¿Se suicidó Sansón con el favor de Dios? O más que eso, ¿se suicidó con la ayuda divina?

  2. Yo siempre… bueno, no siempre, pero hace tiempo que llevo diciendo que la Biblia es solamente un cuento. Como si fuese un cuento de hadas. Puede que sea un cuento basado en la vida real, pero al final de todo sigue siendo un cuento. ¿Por qué? Bueno, pues porque muy pocos (o ninguno) de los eventos sucedidos en la biblia tienen pruebas de ser verdad. Por lo tanto yo tampoco tomo lo que dicen sus páginas como una norma, porque precisamente hay cosas que tienen sentido. Una vez me puse a buscar pasajes para refutarlos, no lo voy a hacer ahora… pero de que los hay, los hay.

    Así que, cuando al fin lea la Biblia en su totalidad (porque nunca paso del génesis) haré un “review” de si me gustó la escena en que Cristo camina por encima del agua. Wow. Eso si es un personaje.

    Ahora. No estoy diciendo que algunas cosas no hayan sucedido, a lo mejor sí. ¿Pero quién me puede decir que las serpientes hablaban y que tenían patas allá para cuando Adán andaba esnú? … Ah, eso mismo dije yo. Pero yo prefiero creerme el cuento de Adán y Eva y del génesis del mundo porque es una versión romántica, bonita, y porque en cierta manera ficticia tiene algún sentido. Por eso es que en mi mente existe Dios, porque prefiero creérmelo, porque me gusta la idea de que algo grande me anda cuidando.
    Nada más.

  3. “Es un libro repleto de … personajes planos.”

    jajajaja ¿Ves? Para eso había que llevar la Biblia a un taller de cuento.

    José y Yolanda, a mí me choca continuamente que en el 2005 todavía haya gente que habla de algunos mitos de otras civilizaciones con estos tonos de “mira qué absurdo y fantástico”, cuando creen al pie de la letra las historias de la nuestra, que suenan igual de mitológicas. Por ejemplo, recuerdo cuando en escuela superior en la clase de inglés se discutieron mitos creacionistas indígenas, frente a esa cortina de “miren qué lindas y divertidas las ocurrencias ingenuas de los indios americanos”, sólo porque no sonaban absurdas justo de la misma manera que el Génesis, porque era un absurdo distinto. Porque en lugar de hablar una serpiente, hablaba, qué se yo, un zorro.

    Eso sí, yo no eliminaría las religiones. Respeto el derecho de la gente de creer lo que quieran, siempre y cuando no le hagan daño a nadie. Lo que quitaría, como tú sugieres, es la intolerancia, que es cuestión de ignorancia.

    Siempre me doy cuenta que todos los problemas de este mundo comienzan con la falta de educación.

  4. tome un taller de cuentos hace muchos anhos con un senhor que se dedicaba a hacer cuentos sobre los personajes de la biblia que se mencionan por encimita na mas, y recuerdo que hizo uno sobre la parabola de las mujeres que se disputaban el ninho, y que salomon decia que entonces lo picaran en dos. pues el hizo uno de la historia de la prostituta que se robaba al ninho, y le quedo suuuuper bueno.
    yo en cambio, no estoy de acuerdo con que los personajes de la biblia son planos, si son contradictorios, pero la biblia como documento historico es super buena, especialmente el viejo testamento. recuerdo por ejemplo, que en la hsitoria de sodoma y gomorra, despues de que se quema la ciudad, que sobreviven solo las hijas y el padre, porque la mama se convierte en estatua de sal por mirar hacia atras, las hijas se chingan al papa emborrachandolo para poder continuar con la humanidad, y el tipo es santo. y asi.

  5. José, pues estás muy mal. La Biblia es la palabra de Dios, no deberías cuestionarla porque eso te hace débil, puedes terminar mal. No deberías faltarle a Dios, que a pesar de todo te ama y te espera con los brazos abiertos hasta el momento que decidas arrepentirte. Haste sordo al diablo. No te niegues la vida eterna. Que Dios te bendiga.

  6. La Biblia es excelente como novela fantástica que pordría llevarse fácilmente el premio Hugo o el Nébula… Pero es muy cierto, sus personajes son planísimos, y el elemento dramático es gratuito.
    PAra mí, todo comenzó con Caín y Abel. ¿Caín mató a su hermano por celos? ¿O porque Dios les pidió que le sacrificaran aquello que más amaran?

  7. Hola amigo, lo que e leido hoy por ti expresado es lo mas cercano a mis creencias que he visto en mi vida, es mas, ya estaba a punto de creer que era el único loco con esos pensamientos.
    La duda más grande que tengo hacia todos los cristianos es que adoren a Jesús si en su misma palabra (si es que la dijo) siempre hablo de adorar al padre, y ademas.. será Dios tan narciso que necesita que lo adoren ? no lo creo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *