Coronation

Corona era un hombre enfermo. Ante la negativa de la cajera desamarró el saco y dejó caer las víboras sobre el mostrador. Corona había perdido el recibo de compras la noche antes, durante una disputa con el jefe de carpintería en el proyecto. Semanas más tarde, la división de ciencia forense extraería un papelito chamuscado de la garganta de Felipe Nieves. El papelito establecería el nexo entre ambas victimas: Celinés Rivera de 19 años, cajera a tiempo parcial en el Exotic Animals and Pet Supply y Felipe Nieves de 44 años, jefe de carpintería en el proyecto Villas Reales que empleó al acusado Víctor Corona en capacidad de asistente.

La idea de las víboras la sacó del caso James en Alabama: El barbero que drogó a su mujer para luego dejarla a la merced de las dos cascabeles que le había comprado a un cliente. A James nunca lo encontraron culpable. El jurado pasó seis días enteros oyendo testimonio y observando a la pareja asesina en una jaula transparente sobre el estrado.

La cajera viró la jaulita de los hámsters sobre el mostrador e intentó correr hacia la oficina en el fondo. Corona, sin embargo, ya tenía el cañón fuera. Las balas traspasaron la melena al viento de la cajera y perforaron el tanque de los tiburoncitos bebés. La muchacha se resbaló y cayó entre vidrios y agua junto a los depredadores infantes. Le pareció ver a Corona acercarse deslizándose por el piso de la tienda con la boca abierta.

Los dientes del primer reptil le perforaron el tobillo apenas habiendo cerrado la puerta de la oficina de ventas. El carpintero cayó ante los pies de Corona, quien lo observaba complacido con el saco vacío al hombro, como si viniera de repartir regalos.

Nieves tardaba en morirse. Corona, impaciente, empezó a puyar las cascabeles con una varilla, intentando azuzarlas. La muerte, comoquiera, venía lenta.

Cuando el hombre entró a la tienda con el saco, Celinés todavía tenía las manos llenas de comida de pájaro. Estuvo diez minutos tratando de explicarle al cliente que no se hacían devoluciones de dinero sin el recibo de compras.

2 pensamientos sobre “Coronation”

  1. Coronation 2
    (poema homenaje a cuento del mismo nombre)

    … O sea,
    que como corona
    no puede matar a Félix
    con las serpientes,
    lo mata
    ahogándolo,
    con el recibo de compras,
    y por eso las devuelve
    sin el recibo
    y mata también a la empleada???
    tá sick.

    una admiradora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *