Cae fría la lluvia

Tu voz en el contestador dice que quizá sea hora de despertar, de salir, de desenredarme de mí, y probablemente enredarme en una refracción pasajera, de esas que te encuentras más por casualidad que por ventura al salir de la habitación, o del hueco en el suelo, o del frigorífico, o del televisor.Cae fría la lluvia, sin embargo, por alguna razón, prefiero olvidarlo… y a ti, y al contestador, y a la absurda retina que me observa mientras pienso si debo contestar o no el teléfono.

Es cierto eso de que resulta fría la mañana siguiente… ya deberíamos saberlo, lo hemos probado todo.

4 pensamientos sobre “Cae fría la lluvia”

  1. en realidad no entiendo bien que tiene que ver la foto con el texto… es que la imagen es una retina en cuya pupila esta el tipo en posicion fetal?

  2. raquel,
    creo que quizás la foto tiene que ver con la soledad del narrador, ¿no?

    ernesto-
    esa última línea me mata una y otra vez. tiene mucha poesía.

  3. puede ser, pero me quedo con la imagen de la retina, está más nítida, no creen? la retinita puede ser una aureola que se ve alrededor del tipo, a mí me costó verla, pero dicen que el que busca encuentra…

  4. ahhh…ya ví la retina, puede ser, raquel, puede ser…el texto se presta para mil interpretaciones y la retina me llamó mucho la atención pero no sabía qué hacer con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *