Araña

Araña rasguña
la piel de encima

Aruña también
la calma

Destapa
los nervios de punta

Araña teje maña
en el pecho que retumba

Solo su perfume
sabe enredar
mi artimaña

Solo arácnida
acarrea con pasos de cosquilla
la incertidumbre

Todo su rostro es hueco,
mas hueco de pérfido
placer vouyerista

Araña ara versos
hasta en servilletas

Su cadereo
le delata
insípida viuda negra:

Sabré saborearme
las feromonas
de su ingenua telaraña

E inmóvil,
en su trampa,

me anunciaré devorada
en bocanadas asesinas

8 pensamientos sobre “Araña”

  1. jajaja! la primera impresión es la cuenta. detras de la palabra está la reacción. aun no te conosco; empero te he leido. me gusta la cadencia de este texto. bravo/wow. disculpa la pobreza de la onomatopeya. a veces lo poco dice mucho. ciao.

  2. Esto me recuerda un poema que escribí hace mucho tiempo. Me gusta, me recuerda Sabor a hombre de Slavenka Drakulic. Si me pasas tu email te lo hago llegar. ; )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *