Pedro Angel Palou, desde su bitácora, acusa algo de lo que tenemos y lo mucho que nos falta

Y ahora el blog se ha vuelto una responsabilidad intelectual. Una responsabilidad del humanismo crítico que pregono. Porque la literatura es algo más que palabras negras en páginas blancas: se trata de un lúcido ejercicio de la memoria colectiva contra el más cruel de los olvidos, se trata de un franco compromiso con la vida y con lo esencialmente humano para desterrar todos los sueños de grandeza, trascendencia y vanidad. La literatura es una guerra contra la ciudad del sentido común, es un combate despiadado desde la magia de las palabras contra todo fanatismo, contra toda hipocresía, contra toda doble moral. La literatura –y el humanismo crítico que la sostiene- nos enseña que no hay caminos cortos ni salidas fáciles y que existe una ciudad del espíritu que nos hace mejores y libres por diversos y tolerantes. El humanismo nos recuerda que el horizonte es enorme, que se amplía cada mañana y nos dice esa sutil pero brutal verdad que afirmaba Sócrates: sólo sabemos que no sabemos nada.

–“Qué es un blog”, 28-04-2006, Pedro Angel Palou

Si no estuviera aquí

Fe de errata — Esto no pretende ser un poema ni una obra de arte genial, sólo el desahogo de la distancia y del no estar.

A mi Papá, al cual ya le dieron la carta que dice que no tendrá sueldo por dos meses.

Si estuviera allá tendría puesta mi gorrita,
mi arsenal de botellas de agua,
mi pañito con vinagre por si aparece el gas pimienta,
mis tennis mugrientos y mi garganta desnuda.
No me movería del Capitolio hasta que resuelvan.
Si estuviera allá gritaría consignas,
marcharía vestida de blanco,
recordaría cuando se hizo la Marcha por la Paz de Vieques.
Aquella vez lo logramos,
ahora,
quién sabe.
Si estuviera allá
estaría cogiendo tremendo “sun-tan”
junto a otros tantos miles que se quedarán sin sus habichuelas.
Cada diez minutos entro a la Internet
para ver que hay de nuevo,
apostando toda mi fe al destranque,
viendo como se queman los puentes del regreso.
Si estuviera allá,
estaría gritando, reclamando,
a fin de cuentas,
haciendo algo.
Si estuviera allá,
tendría la misma incertidumbre,
el mismo nudo en el pecho que siento
aunque esté acá.

28 de abril de 2006
West Reading, PA

Grafía de un encuentro

“It is no longer a question of imitation, nor reduplication, nor even parody. It is a matter of substituting signs of the real for the real itself.”
Simulations
Jean Baudrillard

La simulación, el simulacro, el disimulo, el perfomance, el disfraz, la máscara, la sotana, la cruz, la escritura, la grafía; son todos signos referenciales de algo “real”. Todos aluden a lo real pero no son lo real, aunque nos refieren lo real. Quizás son intentos fallidos de nunca alcanzar eso que llaman “lo real”. Sin embargo, nos metemos en el papel, nos ponemos la máscara y el disfraz, y disimulamos, y nos persignamos. Actuamos el rol protagónico de nuestras vidas como si fuera lo real.Pero en algún punto del camino ese performance se hace muy nuestro y deja de ser un signo para convertirse en lo real mismo, en nuestro real. Es aquí cuando hacemos pactos con nuestro disfraz, sea de ropa o sea de letras. Y podemos hacernos tan adictos a este simulacro de lo real, que ya “lo real” no nos apetece, sólo el simulacro, sólo nos interesan las palabras de algo que no es.

Aquella noche tomaron mi mano y me dejaron ir, mis labios fueron metonimia de mí y mi decir sustituyó cualquier hacer.

Se suponían muchas cosas… Y nadie predijo que la letra que escribo hoy, fuera también mi último ahogado, ni que yo misma sería la grafía de un encuentro…

Reclamemos que el tranque se resuelva

Todos sabemos el momento difícil que enfrenta Puerto Rico. Escribamos al email de los representantes de nuestro distrito, llamemos a sus oficinas y exijamos que el tranque se resuelva.

José Aponte Martínez — Presidente
japonte@camaraderepresentantes.org

Todos los representantes:

http://www.camaraderepresentantes.org/legsv.asp

Inundemos sus correos hasta que se le caiga el servidor. Porque con el sustento de 200 mil personas no se juega.