¿Idiosincrasia nuestra?

Pasa a menudo. Vamos a hacer alguna diligencia y hay una fila. Puede ser para reanudar la licencia de conducir, ver una película en el cine o pagar alguna cuenta. Vemos la fila y nos metemos. No preguntamos para qué es la fila. Nos aseguramos un espacio y después preguntamos. Entonces descubrimos que el (o la) que está alante tampoco sabe: hizo lo mismo. Eventualmente, alguien te notifica y averiguas si debiste hacer cola o no. Odio cuando me doy cuenta que no…

Un pensamiento sobre “¿Idiosincrasia nuestra?”

  1. si fuera cuba no habría fila. habría un montón de gente bochincheando en bonche. para tu sorpresa, cada cual sabría exactamente el orden de llegada. basta con llegarle y preguntar: “el último?” para enterarse.

    hqcai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *